FICHA TECNICA COLECCIONABLE "PLAGAS ESTRUCTURALES"


INSECTOS DE GRANOS ALMACENADOS

ESCARABAJO CASTAÑO DE LA HARINA

INTRODUCCIÓN.
El escarabajo (gorgojo) castaño de la harina obtiene su nombre común por su coloración y sus hábitos de infestar la harina. Es una de las plagas de productos almacenados más importantes que se encuentra en casas y tiendas de comestibles. Es de origen Indo-australiano y en la actualidad se presenta mundialmente en los climas más cálidos. En los Estados Unidos se encuentra principalmente en los estados del sur.


RECONOCIMIENTO.

Los adultos miden alrededor de 3 a 4 mm. Color marrón rojizo. Antenas con clava abrupta, de 3 segmentos. Lados del tórax redondeado s. Alas funcionales pero generalmente vuela sólo distancias muy cortas. Excepto por las diferencias antenales y del tórax es casi idéntico al gorgojo confuso de la harina. La larva madura mide alrededor de 4 a 5 mm. Cuerpo duro, cilíndrico, con apariencia de alambre. Color blanco con tintes amarillentos. Se distingue de algunas otras larvas de apariencia similar por la terminación de su último segmento abdominal con dos prominentes y oscuras púas inmóviles no segmentadas (urogompi); esta misma diferenciación es cierta para el gorgojo confuso de la harina.



GRUPOS SIMILARES.
(1) Gorgojo confuso de la harina (Tribolium confusu m), antenas con clava gradual formada por cuatro segmentos. (2) Gorgojos de cuernos anchos (Gnathocerus cornutu s) y cuernos angostos (G. maxillosu s) de la harina, ausencia de clava antenal, mandíbulas del macho armadas con un par de cuernos curvos hacia adentro, miden alrededor de 4 y 3 mm respectivamente. (3) Escarabajo negro (Tribolium auda x) y falso gorgojo negro (T. destructo r) de la harina, miden alrededor de 5 a 6 mm y 6 a 7 mm respectivamente. (4) Gorgojo de cabeza larga de la harina (Latheticus oryza e), marrón amarillo pálido, antenas con clava no muy marcada, el último segmento más pequeño y/o angosto que el segmento anterior. (5) Gusano menor de la harina (Alphitobius diaperinu s), ojo casi completamente dividido, mide alrededor de 5 a 6 mm. (6) Gusanos amarillo (Tenebro molito r) y negro (T. obscuru s) de la harina, miden 12 a 20 mm.

BIOLOGÍA.
La hembra del gorgojo castaño de la harina deposita 300 a 500 huevos pegajosos, blanco-transparentes, sobre o entre materiales alimenticios, en grietas, bolsas, o a través de la malla de los sacos que contienen alimento. La hembra deposita 2 a 3 huevos diarios, pero vive 2 a 3 años. Los huevos eclosionan en 5 a 12 días en larvas marrón blancuzcas que pasan por 5 a 18 instares (por lo general 7 a 8), y alcanzan la madurez aproximadamente en treinta días bajo condiciones óptimas. El ciclo de vida (huevo a huevo) puede completarse en tan sólo siete semanas, o puede requerir tres meses o más. En instalaciones con calefacción, como almacenes o plantas procesadoras, hay 4 ó 5 generaciones por año.

 


HÁBITOS
Estos gorgojos no son capaces de alimentarse en granos enteros o sin daños. Han sido reportados atacando granos y productos basados en granos, chícharos, frijoles, nuez descascarada, frutas deshidratadas, especias, chocolate, medicamentos, chiles; así como especímenes de herbarios, insectos y de otros tipos de museo. Son atraídos a la harina con alto contenido de humedad. Los adultos pueden volar y son atraídos hacia la luz. Aunque no causan ningún daño a los seres humanos, el gorgojo castaño de la harina le da un sabor y olor muy desagradable a la harina infestada.

CONTROL.
Se deben seguir los procedimientos estándar mencionados en la introducción de plagas de productos almacenados.
Para amas de casa, estos picudos pueden matarse calentando los materiales infestados a 36ºC por 2 horas o manteniéndolos en almacenamiento frío a 0ºC durante 58 días.

El control de plagas de productos almacenados es un proceso de seis pasos:

1. Prevención. Esta consiste en la inspección de todos los artículos que entran en busca de plagas de productos almacenados y en asegurarse que el edificio está en buenas condiciones físicas para reducir las posibilidades de entrada y que existe una ventilación adecuada.

2. Buena Higiene. Estas prácticas incluyen la remoción regular de los derrames de producto, la remoción inmediata y/o tratamiento de cualquier material infestado y un adecuado mantenimiento de las instalaciones para reducir el atractivo y las fuentes de las plagas.

3. Almacenamiento adecuado. Esto por lo general consiste en tener todos los artículos colocados sobre tarimas o paletas retiradas cuando menos 45 cm de la pared para permitir una correcta inspección y tratamiento y en que todos los sacos o bolsas rotas sean reparadas o reemplazadas, etc.

4. Rotación de inventarios. La rotación de inventarios alimenticios con no alimenticios, así como la rotación primero de los inventarios más viejos de un determinado producto ayudan a prevenir la infestación que provenga tanto de productos viejos infestados como de desperdicios no removidos.

5. Ventilación. Esto es importante para reducir o mantener bajo el contenido de humedad en los alimentos; por ejemplo los ácaros necesitan al menos 12% de contenido de humedad.

6. Control. Finalmente, con frecuencia se requiere algún tipo de control. El control se basa en la identificación correcta de cualquier plaga encontrada durante las actividades anteriormente citadas o durante las inspecciones periódicas.

En molinos o plantas procesadoras es recomendable la instalación de artefactos destructores de plagas como las trampas de luz para insectos o los electrocutadores. Además, se requiere periódicamente la fumigación localizada o la fumigación de la estructura completa. En bodegas, a veces para el control de plagas de productos almacenados, se requiere la fumigación. Tanto en instalaciones de proceso como en las de almacenamiento, el uso rutinario de aplicaciones de ULV con piretrina sinergizada reduce temporalmente la población de adultos expuestos, pero no resuelve ni controla el problema de la infestación porque ésta en su mayoría está compuesta por estados inmaduros no expuestos. Para obtener su efectividad máxima, este tipo de aplicaciones debe ser programada de acuerdo al vuelo o los períodos de actividad que las plagas exhiben.
En plantas procesadoras, bodegas y establecimientos de ventas al menudeo, para detectar infestaciones mucho antes de que probablemente se vuelvan evidentes mediante las inspecciones oculares rutinarias, es extremadamente útil el uso de artefactos de monitoreo a partir de cebos y/o feromonas de los insectos. Su utilización permite la detección y control antes de que la infestación crezca y se disemine a materiales alimenticios no infestados. Su uso hace posible una programación mas precisa y puede reducir en gran medida la frecuencia de aplicaciones de ULV y/o fumigaciones.
En tiendas de comestibles es muy importante que se abra el área de debajo de las góndolas para inspección y aseo; si para tener acceso a esa área se requiere la remoción del último estante debe hacerse una inspección fuera de las horas de servicio del establecimiento. El área de mercancía devuelta o dañada debe estar aislada y se debe vaciar cuando menos en base semanal, o bien dichos materiales deben almacenarse en contenedores para basura hechos de metal o en cubetas plásticas herméticamente selladas.
En el hogar la clave es una buena higiene junto con la transferencia y almacenamiento inmediato de los productos empaquetados en papel, cartón o bolsas de plástico, a frascos herméticamente sellados o contenedores tipo pueden quedarse en sus contenedores originales de metal o vidrio. Puede utilizarse un aerosol de piretrina sinergizada o una aspiradora para matar y/o remover los adultos expuestos. Después de remover todo el desperdicio de las grietas y hendijas de la alacena, si se desea, puede aplicarse algún plaguicida residual adecuado para ello siguiendo las instrucciones de la etiqueta. Si la fuente de la infestación no es encontrada en la cocina o en la alacena, se deben revisar los closets, cajones de la ropa y áreas de exhibición de joyería y artículos decorativos hechos de nuez, maíz ornamental, diversos granos y semillas. Otras situaciones incluyen las excretas y desechos de roedores para escarabajo araña, nidos de aves para derméstidos y escarabajo araña, insectos muertos en áticos, huevos de muros/cielorrasos, instalaciones eléctricas y nidos de avispas, pieles y lanas almacenadas, así como cebo antiguo para roedores o para escarabajos derméstidos. El alimento seco de las mascotas y el cebo viejo para roedores pueden soportar una amplia variedad de plagas de productos almacenados; y las semillas para aves silvestres a los picudos y palomilla dorada Angoumois de los granos.
Las plagas de productos almacenados pueden matarse siendo colocadas en el congelador (no en uno de auto-descongelamiento) a -18º C durante cuatro días. Este es un método de control particularmente útil para artículos decorativos de origen vegetal como los adornos Indios hechos de maíz, joyería hecha con semillas, etc. Si sólo son refrigerados, únicamente se retrasa el desarrollo de las plagas. También el calor puede usarse para matar las plagas de los productos almacenados, colocando los productos almacenados como cereales en una bandeja poco profunda en un horno a 66º C durante 20 minutos, con la puerta del horno abierta unos centímetros y meneando el material cada pocos minutos.

Fuente Bibliográfica:
Guía de campo de la NPMA para plagas estructurales
.